top of page
Buscar

Redescubriéndonos


¡Hola queridos lectores! ¿Alguna vez se han preguntado cómo sería cambiar radicalmente quiénes son? Algunos podrían desear un cambio físico, otros una situación diferente, y algunos incluso una transformación total. ¡Yo definitivamente estaba en este último grupo! Quería ser irreconocible cuando me mirara en el espejo. ¿Y ustedes?


En mi jornada de vida, me di cuenta de que la esencia de quien soy no era lo que necesitaba transformarse. Pueden preguntar, ¿a qué me refiero con eso? Me refiero a que tuve que adentrarme profundamente en mí misma para redescubrir quién realmente era. Me convertí en una detective determinada dispuesta a llegar al fondo de la verdad, y solo a la verdad.

Con diligencia y determinación, descubrí capas de mentiras que camuflaban y ocultaban mi verdadero ser de manera impactante. Arranqué enojadamente una por una las mentiras, destruyendo cualquier rastro de ellas. ¡Ya era suficiente! Mis ojos empezaron a ver claramente lo que estaba debajo de todo eso. Un sentido de asombro invadió mi corazón. ¿Por qué?


De repente, una persona nueva y maravillosa me estaba mirando con asombro. Aunque ella me reconocía, yo apenas la recordaba de mis sueños nocturnos. ¡Sí, una vez más unida para convertirme en mi verdadero yo! Comencé a amar quién soy como persona. Tengo un sentido del humor peculiar, amo a la gente, amo aprender, y soy cuidadosa y compasiva con los demás. Esas características y valores, no quería cambiarlos en absoluto.


Lo que he descubierto, quiero compartirlo con aquellos que desean vivir una vida de alegría, paz y amor en su máxima expresión. No estoy diciendo que ya haya llegado allí, pero estoy en un lugar mejor que ayer, la semana pasada y definitivamente el año pasado. ¿Por dónde comienzas esta nueva aventura? ¡Los espero con mucha alegría y con una gran sonrisa, continuaré platicando con ustedes en el próximo blog!


"Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano para que anduviéramos en ellas." Efesios 2:10


¡Paz, Amor y Alegría!

Sandra Ivette Miranda


Comments


bottom of page