top of page
Buscar

Los Motivos Importan – Parte 3


¡Hola, leales lectores! Realmente ha sido un descubrimiento maravilloso sobre lo que nos impulsa a hacer lo que hacemos. Los motivos son los motores que nos hacen pasar a la acción en nuestras vidas. A medida que continuamos investigando los últimos tres motivos, reflexionemos sobre lo que hemos aprendido hasta ahora.


Los motivos de posición, poder y prestigio son fuertes influencias que nos hacen creer que lo estamos haciendo por el bien de los demás. Como personas sabias, es importante buscar dentro de nosotros las preguntas pertinentes para determinar la validez de la verdad. ¿Estoy haciendo esto por mí mismo para validar, valer, controlar y/o autosatisfacerme?


Si eliminaras esos factores, ¿seguirías haciendo las acciones? Si nadie supiera que eres tú quien lo hace o estás involucrado en ello, ¿seguirías siendo parte de ello? El tumulto que existe es el deseo innato de ser reconocido como persona. Valoramos como individuos. Quién eres y qué haces importa.


Sin embargo, los motivos subyacentes influirán e impactarán en el resultado de los esfuerzos demostrados y establecidos. Dicho esto, el cuarto motivo es el dinero. El dinero puede ser visto de varias maneras por muchas personas. Para algunos, es la fuente de seguridad que los protegerá de las incertidumbres de la vida.


Para otros, la percepción es que les proporcionará felicidad y resolverá muchos de sus problemas y los llevará a un futuro feliz. El dinero también puede verse como una herramienta que les permite establecer una base estable para ellos mismos, sus familias y la comunidad en la que viven.


¡Seamos cautelosos con este motivo! No dejes que el corazón ame el dinero por encima de todo. Sé persistente y diligente para descubrir la semilla maligna de la codicia que quiere entrar y traer destrucción. No permitas que el dinero se vincule a tu valor. El dinero va y viene. Independientemente de cualquier cosa externa, ¡La Riqueza está dentro de Ti!


"Mas tú te acordarás de Jehová tu Dios, porque él es el que te da potestad de enriquecerte, para que confirme el pacto que juró a tus padres, como es hoy." Deuteronomio 8:18


¡Paz, Amor y Alegría!

Sandra Ivette Miranda

コメント


bottom of page